CEOE y Cepyme afirman que “no pasará nada” si el aumento salarial de 2017 fuese del 1,5%

 

El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, dijo que “no pasaría nada” si el aumento salarial de 2017 era de alrededor del 1,5%, mientras que el presidente de la CEOE Juan Rosell dijo que “lo bueno” sería que este aumento se acercara a lo que está sucediendo en la negociación colectiva de subsectores y empresas. En una conferencia de prensa después de la reunión en el Palacio de la Moncloa, con el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los dirigentes sindicales, el presidente de la CEOE ha indicado que todavía están en plena negociación con los sindicatos para acordar un acuerdo sobre el aumento salarial para el próximo año. La propuesta de los sindicatos es aumentar los salarios entre 1,8% y 3% en 2017.

 

Parece que el aumento no va: no existe concordancia entre el discurso y las acciones de los responsables

 

Rosell dijo que el crecimiento económico en 2017 será menor que en 2016 y que en los últimos dos años ha habido “ganancias significativas” en el poder adquisitivo debido a la inflación negativa. En su lugar, recordó que los indicadores muestran que en la cara de 2017 la inflación será superior al 1%.

El presidente de la CEOE recordó que en 2015 se acordó un aumento salarial de hasta el 1% y se mantuvo en el 0,74%, mientras que para este año el aumento máximo fue del 1,5% y actualmente se sitúa en el 1,08%. “Lo que está ocurriendo en la negociación sectorial, sub-sectorial y corporativa está subiendo en comparación con el aumento de sueldo de 2016”, agregó Rosell.

En este contexto, se ha señalado que CC.OO. Y la UGT se enfrenta a dos hipótesis: acordar un aumento salarial para 2017, o una propuesta más ambiciosa y deseable (la del 2016), que habría estado vigente durante tres años y daría importancia a la cantidad y calidad del empleo, la igualdad entre hombres y mujeres y Seguridad o salud ocupacional, entre otros temas.