Garzón exige al gobierno que se modifique el Código Penal

Demandando que la libertad de expresión no debe depender de que el tribunal esté formado por miembros del Opus Dei o por gente del siglo XXI, Alberto Garzón, manifiesta que el artículo 578 del Código Penal, es ambiguo y genera inseguridad jurídica, por lo que pide al Gobierno del PP que se modifique dicha ley para así garantizar bien el derecho de expresarse libremente y que cuando se le aplique a una persona en un juicio, la condena no esté sujeta a convencionalismos.

La exigencia estuvo acompañada de un caso

En este sentido, Garzón llevó como ejemplificación de su veredicto al Congreso, la polémica demanda de un año de cárcel aplicada por la Audiencia Nacional a Cassandra Vera, usuaria de la red social Twitter, por sus chistes sobre el asesinato del presidente franquista Luis Carrero Blanco, además de otros casos recientes y bastantes similares. El máximo responsable de Izquierda Unida le planteó de forma directa al ministro de Justicia, Rafael Catalá, la interrogante de “¿Qué opina el Gobierno de los recientes ataques a la libertad de expresión merced a la legislación vigente?”. De igual forma le planteó dos casos hipotéticos para mayor entendimiento.

Concluyendo la ponencia, explicó que, “el terrorismo es una lacra, es algo contra lo que estamos todos los aquí presentes, lo hemos sufrido de unas u otras maneras”. Manifestando que, “sin ir más lejos, yo me crié sabiendo que un tío tenía que ir con pistola y guardaespaldas por ser juez y estar amenazado por ETA. Todos somos conscientes de la lacra del terrorismo, pero al terrorismo se le combate desde la democracia y desde principios y valores de la democracia, no recortando derechos”.

Finalizó reclamando a Catalá, “usted tiene la oportunidad de modificar este error en el Código Penal y hacer caso a la Unión Europea y devolver a nuestro país al siglo XXI. Hay que evitar que la libertad de expresión sea coartada y que los chistes y el humor sean censurables. No queremos vivir en la época de Franco, ni de Carrero Blanco. No queremos que hacer un chiste nos lleve a la cárcel”.