Importancia de las leyes de los sindicatos de obreros

 

Las leyes de los sindicatos de obreros fueron realizadas para dar equilibrio al poder de la negociación entre los empleados y los empleadores. La ley de trabajo se interesa en las interacciones entre ambos sectores. El sindicato vendría a significar la voz de los trabajadores que creen en una mejora de las necesidades de empleo. El empleador (o Patrón) deberá acatar lo que el sindicato (la voz colectiva) exige.

Comprender y respetar la ley de los sindicatos es un deber

Muchos estados poseen leyes que tratan el asunto de los sindicatos y las leyes de trabajo, siendo estas mismas leyes similares a los del NLRA: la cual es una agencia administrativa que intenta oír y resolver conflictos entre los empleadores y los sindicatos. El acto nacional de las relaciones de trabajo (NLRA) impone que el empleador y el sindicato resuelvan una negociación colectiva de “buena fe”. Dicha negociación colectiva se utiliza para definir las negociaciones entre ambos grupos, para determinar las condiciones del empleo. Un “acuerdo de negociación colectiva” es efectivo cuando el empleador y el sindicato completan exitosamente sus negociaciones. A través de la involucración del NLRA, el empleador estará sujeto a cumplir ciertas condiciones, hacia los empleados, del empleo.

El papel del NLRA dentro de los acuerdos entre empleador y sindicato es importante, ya que regula las actividades que puede utilizar un sindicato para persuadir al empleador; dichas actividades surgirían como huelgas, cierres, a favor de las condiciones colectivas del empleo; las cuales son el motivo intrínseco de la formación de un sindicato.

El sindicato puede presidir de un abogado consultor, el cual ayudará a aclarar un poco la propuesta referida a las condiciones del empleo. Si un sindicado siente que el representante del mismo no está haciendo lo suficiente, un abogado puede asistir a las necesidades de la ley de trabajo. Un abogado consulto también puede ser utilizado por parte del empleador.