La CEOE planea relacionar el aumento de los salarios a la productividad y la reducción del absentismo

La CEOE planea relacionar el aumento de los salarios a la productividad y la reducción del absentismo. Empresarios continúan apoyando la moderación salarial, presentada en contraposición a las peticiones hechas por los sindicatos madrileños, donde se impuso la necesidad de lograr incrementos entre el 1,8% y el 3% para 2017.

 

La CEOE sigue en discusiones sobre reformar el salario en éste 2017 

 

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales aprobó en su reunión, hecha en las primeras semanas de enero, el aumento salarial para este año de hasta el 1,5%. La Junta Directiva justificó la decisión al argumentar que el año anterior los salarios, en pasados convenios, habían crecido cerca del 1,09%; todo esto acorde a la recomendación dada en el último Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, donde se trató de asegurar que un aumento del  1,5% fuese planteado como una cuestión a realizarse. Teniendo en mente la consideración hecha en el pasado convenio, la patronal consideró que lo planteado para el 2017 debe ser “algo muy parecido” a la pasada propuesta; con la finalidad de resguardar el mantenimiento de un importante ritmo de creación de empleo.

 

La organización asegura que no se debe tomar la reforma hacia los salarios como algo único dentro de la solución de los problemas de los empleados; sino que el coste empresarial y otros factores influyentes son los que también inciden al querer abrir un espacio para el debate, para la solución de acuerdos que ayuden tanto a los empleadores, como a los empleados.

 

El incremento planteado por la CEOE es visto por los sindicatos como un argumento insuficiente para cumplir sus necesidades. En contraposición, proponen incrementos entre el 1,8% y el 3% para este 2017, con la finalidad de que los trabajadores puedan incrementar su poder de compra, tras la pasada devaluación salarial, que se ha estado aplicando desde 2010. Los sindicatos creen que el actual escenario económico abre las posibilidades de un incremento salarial superior al que planteó la patronal y que discusiones sobre la necesidad de legitimación, sobre el incremento del 1,8 y 3%, seguirán abiertas.